El Ayuntamiento de Coín realiza un tratamiento de endoterapia contra la procesionaria del pino

El Ayuntamiento de Coín realiza un tratamiento de endoterapia contra la procesionaria del pino

La pasada semana se realizaron los trabajos de esta técnica específica para la procesionaria del pino que no afecta al árbol y no tiene incidencia alguna en el resto de la fauna y flora de la ciudad

El Ayuntamiento de Coín ha realizado un plan de actuación preventiva frente al desarrollo y proliferación de la oruga procesionaria del pino. Se trata de un tratamiento basado en la endoterapia, que inyecta en el árbol un producto específico para actuar ante la oruga cuando se alimente y antes de que cree la bolsa y posterior bajada a la tierra. El concejal de Medio Ambiente, Antonio Lucena, junto al técnico del área ha visitado la Ciudad Deportiva para comprobar el desarrollo de estos trabajos. “Es un tratamiento exclusivo para la procesionaria del pino a través del cual controlaremos en todos los pinos de áreas municipales la proliferación de esta oruga, siendo además, una técnica nada invasiva que no afecta al árbol y que da muy buenos resultados”, ha explicado. 

Andasur es la empresa encargada de realizar estos trabajos incluidos en el pliego de adjudicación para el control de plagas y que desde este pasado lunes está actuando en zonas municipales con presencia de pinos como la Ciudad Deportiva, área recreativa del Nacimiento, colegio Lope de Vega, Piscina Montes Hoyo o pinos del Rodeo. “En este última contratación pública decidimos incluir este trabajo y realizar una apuesta desde el Ayuntamiento por esta técnica que no es nada invasiva con el resto del entorno ni mucho menos con los ciudadanos”, ha agregado Lucena. Más de un centenar de pinos se han tratado ya gracias al trabajo de estos dos días por parte de la empresa adjudicataria. “Es uno de los tratamientos más efectivos y menos dañinos para el árbol de los que se pueden realizar”, ha indicado.

El responsable de Medio Ambiente ha explicado que a los diferentes pinos se le realiza una pequeña perforación y posterior inyección del producto “que a través de la savia distribuirá por todo el interior del árbol”. Posteriormente, las orugas procesionarias se alimentarán e ingerirán este producto específico, momento en el que se encuentran ahora en estos meses. “Es necesario actuar ahora puesto que próximamente crearán sus bolsones para refugiarse del frío y bajarán del árbol para enterrarse y tenemos que actuar antes de que se creen esos bolsones”, ha incidido. Además, ha explicado que el tratamiento es muy rápido ya que en menos de una hora “en la mayoría de los casos” se inyecta el producto en los árboles a través de los orificios creados”. “El pino tiene la contundencia suficiente como para actuar frente a este pequeño orificio y regenerarse”, ha defendido.