Hay que sufrir para irse de Copas

El Unicaja se ha impuesto 90-86 al Fuenlabrada en una nueva jornada de la acb y mantiene sus opciones intactas para jugar la Copa del Rey

El Unicaja logró una trabajada victoria en el Carpena frente al Urbas Fuenlabrada (90-86). Los malagueños se recompusieron tras el descanso para darle la vuelta a un partido disputado y que no se decidió hasta el último minuto, lográndose su 2ª victoria consecutiva en Liga Endesa. Tim Abromaitis, el mejor del Unicaja (18 puntos, 26 de valoración).

Arrancó el encuentro con el Urbas Fuenlabrada muy acertado, lo que contrastado con la pólvora mojada del Unicaja dio lugar a las primeras ventajas del encuentro favorables a los visitantes (2-8). Igualaban la contienda los malagueños, que, si bien, volvían a ir por detrás al no poder contener los puntos de Emegano y Alexander (14-20).

No cogía el pulso anotador el Unicaja, que veía cómo los madrileños lograban la decena de distancia al poco de comenzar el segundo acto (16-26). Ahí tiró de orgullo el cuadro de Katsikaris, y por medio del duo malagueño Francis Alonso-Alberto Díaz, junto a incursiones de Darío Brizuela, lograron igualar el partido (30-30). Sin embargo, el dominio físico de Alexander impulsó al Urbas Fuenlabrada, yendo al descanso 33 a 39 para los visitantes.

Volvían a abrir brecha los visitantes tras la reanudación con dos triples (37-46) que encontraron sendas réplicas en Bouteille y Abromaitis desde el perímetro (45-48). Un nuevo triple de Bouteille igualó el encuentro, deshecho tras triple de Cheatam. Con el encuentro roto, sacó provecho el Unicaja por medio de Brizuela para, por primera vez, sacar ventaja en el duelo (52-51). 5 puntos consecutivos de Abromaitis daban la máxima malagueña (57-51). La sociedad Abromaitis-Brizuela carburaba, aumentando la ventaja por encima de la decena (64-53, m. 28). Las acciones de Novak acabaron estrechando el electrónico, dejando todo por decidir en el último cuarto (65-61).

Mantenía el Unicaja las rentas, volviéndose a encomendar a la sociedad Alberto-Francis para, desde el perímetro, transmitir calma (73-64). Sucedía que el Urbas Fuenlabrada, por medio de Cheatam, no le perdía la cara al encuentro, acechando de nuevo en el electrónico (75-71, m. 36). Abromaitis, con un triple, volvía a reconducir la situación con un triple, uniéndose Cole y Brizuela a la causa (82-71). Un triple de Darío sentenció el encuentro a falta de 53 segundos, lo que permitió, a pesar del último arreón final de los visitantes, sumar el Unicaja su 2ª victoria consecutiva en Liga Endesa (90-86).